viernes, 10 de octubre de 2008

El espíritu de una vida - Will Eisner



Estimado Sr. Eisner,

Habiéndome permitido la licencia de leer su biografía, y por lo tanto inmiscuirme en su vida, no quería dejar pasar la oportunidad de comentarle mi admiración.

Entiendo que a lo largo de su vida ha recibido los mejores y más merecidos elogios, por el tratamiento y el valor que dio siempre al comic, por la evolución continua que le dio a la narrativa, por sus dibujos, juegos de sombras, iluminaciones y esas primera página de Spirit en cada aventura.

Abrumado me he quedado con la relación personal con tantos artistas, editores,… a todos los niveles de la industria del comic, si incluso aparecen Los Ramones en su vida.

Pero lo que realmente le quería agradecer y es algo que se respira en toda su vida, y que ha levantado en mí mi profunda admiración es primero su vitalidad, como cada día seguir ilusionado y lo segundo es su relación con Anne, que desde la lejanía trasmite respeto y amor.

Si Alan Moore le elogio como la persona que dotó de cerebro al comic, yo un anónimo don nadie le elogio por darle el cerebro alimentado con un gran corazón.

Un fuerte abrazo