martes, 4 de noviembre de 2008

Magasin de la Général - Loisel & Tripp



Leído el tercer tomo de esta serie cada vez me siento más cercano a los personajes, en cierta manera es como si fuera un habitante mas del pueblo. Creándome la sensación desde el urbanita que soy de “por qué coño no me voy al mundo rural”, allí los problemas son más cercanos, mas lógicos, más humanos,…


Hay personajes con los que te gustaría sentarte a compartir una bebida, ese abuelo algo chiflado que construye un barco, incluso el cura impagable cuando manda a tomar por culo a las tres beatas, a las cuales te entran ganas de cantarlas las 40. Evidentemente iría a cenar al único restaurante “gratuito”del pueblo.


Loisel siempre me ha parecido un dibujante sobresaliente, de hecho la única vez que he estado en Angouleme (fuera de fechas del festival) pude ver una exposición suya que me cautivo, ahora entiendo para siempre.


Puede parecer un tebeo sencillo pero a mi esta cercanía me ha encantado, de los tres tomos aparecidos sigo prefiriendo el segundo pero ninguno de los otros dos se le queda muy detrás.

3 comentarios:

Angux dijo...

Ganas hay de acercarse a este pueblo.
En póximas semanas me daré una vueltecita por allí.
Un saludo

Caracrater dijo...

a mí me encanta el personaje central, el de la viuda, con sus dudas si seguir para adelante, con sus recatos, con su paulatina querencia hacia el extranjero.....

Bochones dijo...

Cierto la escena de cuando se decide a ir a saco con ese escote esta muy lograda ....